peperonity Mobile Community
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
New to peperonity.com?
Your username allows you to login later. Please choose a name with 3-20 alphabetic characters or digits (no special characters). 
Please enter your own and correct e-mail address and be sure to spell it correctly. The e-mail adress will not be shown to any other user. 
This password protects your account. To avoid typos it must be entered twice. Please enter 5-20 alphabetic characters or digits (no special characters). Choose a password that is not easy to guess! Never disclose your password to anyone. 
This password protects your account. To avoid typos it must be entered twice. Please enter 5-20 alphabetic characters or digits (no special characters). Choose a password that is not easy to guess! Never disclose your password to anyone. 
Stay logged in
Enter your username and password to log in. Forgot login details?

Username 
CAUTION: Do not disclose your password to anybody! Only enter it at the official login of peperonity.com. We will never ask for your password in a message! 
Login
Stay logged in

Share photos, videos & audio files
Create your own WAP site for free
Get a blog
Invite your friends and meet people from all over the world
All this from your mobile phone!
For free!
Get started!

You can easily invite all your friends to peperonity.com. When you log in or register with us, you can tell your friends about exciting content on peperonity.com! The messaging costs are on us.
Meet our team member Sandy and learn how to create your own mobile site!

«»La mujer del pescador«» - cuentos.infantiles



«»La mujer del pescador«»
Los Hermanos Grimm
aainfantiles la mujer del pescador - «»La mujer del pescador«» Comics/Fantasy/Anime Newest pictures
Cerca del mar vivía un pescador con su mujer en una pequeña casita. Sus vidas transcurrían tranquilas y felices. El pescador salía a pescar todas las mañanas el pescado que su mujer preparaba y vendía en el mercado después. Tenían todo cuanto necesitaban.

Cierto día el pescador encontró entre las redes el pez más extraño que había visto jamás. Sus escamas eran joyas que refulgían con el sol y, lo más asombroso de todo es que el pez podía hablar. Habló y dijo: - Amable pescador, no soy un pez cualquiera. Déjame vivir y te recompensaré

- No es necesario, pez, mi mujer me espera amorosa y en mi casa tengo todo lo que necesito - respondió el humilde pescador - Además, la pesca ha sido abundante hoy, y dejarte marchar no supondrá gran pérdida. - Muchas gracias, sabio pescador. - y tomando una de sus escamas se la tendió al hombre: - Déjame regalarte, en agradecimiento, esta joya que te permitirá encontrarme si alguna vez me necesitas.

De regreso a su casa, comentó a su mujer lo que le había pasado en el mar con el mágico ser que había encontrado. - ¡No puedo creer que seas tan necio! - Exclamó ella airada - ¡Cómo se te ocurrió dejarle escapar sin pedirle un deseo! Encuéntralo ahora mismo y dile que quiero una granja con animales y un huerto, que tenga caballos y un columpio en un árbol.

El pescador partió triste hacia la mar dejándose guiar por los destellos que desprendía la joya. No tardó mucho en aparecer el pez, que parecía saber de antemano la petición que le iba a transmitir el pescador. - Vuelve con tu mujer, - le dijo el pez - y encontrarás su deseo cumplido. Efectivamente, al llegar al lugar que antes ocupaba su pequeña casita, halló una preciosa granja.

Pasó algún tiempo, durante el cual todo parecía ir bien de nuevo, cuando la esposa del pescador volvió a hablar con éste para decirle: - Estoy harta de trabajar en esta granja, harta de limpiar y cuidar de los animales. Quiero que vuelvas a ver al pez mágico y le pidas un palacio con bellos jardines, quiero armarios repletos de vestidos de las más preciosas telas.

El pescador, de nuevo en la mar y apesadumbrado por la avaricia de su mujer, se dejaba guiar por la joya que le conduciría al pez. Éste no tardó en asomar la cabeza al lado del bote. - No haces falta que expreses tus pensamientos,- dijo la extraordinaria criatura - Regresa a tu casa y verás el deseo cumplido.

La mujer del pescador pareció satisfecha durante algún tiempo, pero después su humor comenzó a cambiar. - ¿Qué tienes, esposa mía, qué te apena? - Le preguntó el pescador un día. - ¿Es que no lo ves? Incluso un pez es más listo que tú: ¿Porqué tendría que conformarme con un palacio cuando podría tener un castillo y ser la reina del Sol y la Luna?

- Vuelve a buscar a ese pez y pídele mi deseo.- Ordenó al marido. Y de nuevo se embarcó el pescador guiado por la escama mágica del pez, hasta que lo encontró. Sin embargo esta vez el animal le reprendió y habló duramente: - ¿Es que nunca se saciará su ambición? Di a tu mujer que nunca será dueña de un castillo y que nunca permitiré que alguien como ella reine sobre el Sol y la Luna.

- Además os niego todo aquello que os concedí, y volveréis a vivir en la casita que teníais antes de conocerme. La mujer lloró cuando vio desvanecerse sus deseos, pero con el tiempo, aprendió la lección que le había enseñado el pez, quien les bendijo con tres hijos que llevaron la alegría durante mucho tiempo a la humilde morada del pescador.



This page:





Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top