peperonity Mobile Community
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
New to peperonity.com?
Your username allows you to login later. Please choose a name with 3-20 alphabetic characters or digits (no special characters). 
Please enter your own and correct e-mail address and be sure to spell it correctly. The e-mail adress will not be shown to any other user. 
This password protects your account. To avoid typos it must be entered twice. Please enter 5-20 alphabetic characters or digits (no special characters). Choose a password that is not easy to guess! Never disclose your password to anyone. 
This password protects your account. To avoid typos it must be entered twice. Please enter 5-20 alphabetic characters or digits (no special characters). Choose a password that is not easy to guess! Never disclose your password to anyone. 
Stay logged in
Enter your username and password to log in. Forgot login details?

Username 
CAUTION: Do not disclose your password to anybody! Only enter it at the official login of peperonity.com. We will never ask for your password in a message! 
Login
Stay logged in

Share photos, videos & audio files
Create your own WAP site for free
Get a blog
Invite your friends and meet people from all over the world
All this from your mobile phone!
For free!
Get started!

You can easily invite all your friends to peperonity.com. When you log in or register with us, you can tell your friends about exciting content on peperonity.com! The messaging costs are on us.
Meet our team member Marzus and learn how to create your own mobile site!

Capítulo 154: Los espionajes de Lilith. - La Congregación De L...



vers culos - Capítulo 154: Los espionajes de Lilith. Newest pictures
24.10.2011 17:33 EDT
Capítulo 154: Los espionajes de Lilith.
Por la tarde del jueves, después de un duro día de trabajo, marchó hasta la mansión. Aunque había disimulado bien con Aurora, estaba bastante cabreado, incluso, cansado de sus eternas quejas, le había echado una bronca a Carla más grande de la que merecía. Le dijo a Elena que aquél día no podía ir a recogerla, que ya se verían allí. A los cinco minutos de haber partido, recibió una llamada.

-Acabo de ver tu mensaje. ¿Qué ha pasado?
-¿Cómo has sabido que me podías llamar? ¿Cómo supiste el otro día, el que me hiciste escuchar la conversación entre Rebeca y don Bartolomé, que mi hermana acababa de bajar del coche?
-Intuición femenina, supongo.
-Sí, ya, intuición... ¿No tendrá que ver tu brillante intuición, por casualidad, con el micrófono que me he encontrado en el coche?
-Mier..... Puede ser.
-¡¡¡ERES UNA PUTA CABRONA!!!
-Ya, yo también te quiero.
-¡¡¿Has pensado siquiera en lo que hubiera pasado si llego a creer que esto era cosa de mi jefe?!!
-No, no se me ocurrió... Lo siento.
-¡¡Ni lo siento ni leches!! ¡¡Siempre presumiendo de "oh, mis recursos", y todo lo que tienes es un par de micrófonos y una hijoputez encima que no puedes con ella!!
-Bien que te impresionan mis recursos cuando se trata de escuchar a Bartolito...
-¡¡CALLA!! ¿¿¡Tienes idea de lo preocupado que he estado desde el martes!??
-Pues ayer no parecías demasiado preocupado que digamos...
-¿Ayer? ¿A qué te refieres?
-Ehem... A ayer por la noche.
-... Así que lo oíste... Esperaba que no estuvieras escuchando...
-Me sorprende que no lo oyera todo el vecindario, leoncete.
-¡¡¿Es que no tienes nada mejor que espiar mis polvos?!!
-Claro que sí... Protagonizarlos...
-¡¡¡Pues ve asumiendo que eso es lo más cerca que vas a estar de mi!!! ¡¡Me parece perfecto que lo uses para saber si estoy disponible o no, aunque debiste haberme pedido permiso, pero RESPETA MI INTIMIDAD!!
-El que no la respetó fuiste tú. Si ya sabías que tenía aquél micrófono allí, no debiste haber hecho eso, involucrando a Aurora.
-¿Y te crees que no intenté pararlo en cuanto me di cuenta? Pero claro, Aurora es Aurora, y tiene sus métodos de... persuasión...
-Vamos, que te la pone como para partir almendras. ¡Ah, claro, por eso al principio te resistías!... Pero como dice tu novia, caíste.
-¡¡Sí, caí, porque es mi novia y porque me apetecía, y porque no voy a cambiar mi vida sólo porque me persiga una pirada antisocial como tú!! ¡¡¿Y sabes qué?!! Había momentos en que lo hacía adrede, haciéndola saltar todo lo que podía con cuidado de que no se diera con la cabeza en el techo, a ver si rompíamos tu puto micrófono, o que si estabas allí lo escucharas, pudieras oír lo que quiero a Aurora, lo que me hace y lo que le hago...
-Uy, intentando hacer pupa, ¿eh? Bah, la verdad es que me halaga que mientras pensaras en tu novia pensaras en mi.
-¡¡Yo no p...!!
-¿Me dirás que no hubo ni un segundo en que se te pasara por la cabeza la tía de la foto falsa que te mandé, imaginando que me parezco, que era a mi a la que te tirabas?
-¡¡POR SUPUESTO QUE NO!!
-Que sí... ¡Y con los ojos vendados, nada menos!
-¡¡Que yo no pienso en ti, tía loca!!
-Lo séeeeeeee... Solo bromeo, me gusta molestarte un poquitín. Tu jefe dice que tengo el don de sacar de quicio a la gente.
-¡¡Estoy totalmente de acuerdo con él en esto!!
-Además, me da igual que no pienses en mi. Soy una chica muy paciente, ya llegará el día en que te tenga entre mis manos.
-Nunca.
-Ya lo estuviste en el pasado.
-No debió ser muy memorable si ni me hago una idea de quien puedes ser... Además, tú lo has dicho: pasado. En el presente y en el futuro, solo está Aurora.
-Podríamos estar las dos...
-Gracias por tu generosa oferta, pero soy hombre de una sola mujer.
-¡Anda ya! ¿Desde cuando?
-Desde que la conocí...
-Joder, qué empalagoso... ¿Y sí...?
-Lilith, ¿es que no tienes amor propio? ¡¡Qué noooooooo!! Para mi solo eres alguien conveniente en mi aprendizaje y, precisamente, en mi progreso para poder estar al 100% con Aurora. Te admiro, e incluso te aprecio, ¡pero a Aurora la amo! Estoy ya harto, hartísimo de que siempre me salgas con el mismo tema. ¿Es que no tienes a nadie más a quien acosar?
-A nadie tan interesante como tú. Ni que dure tanto, jijijiji...
-Bah, ya estoy harto. A tomar por culo. Estás castigada hasta nuevo aviso. Ya te daré la contraseña por la web, pero no te voy a volver a contestar. De ti depende que volvamos a hablar o no.

Alejandro le colgó sin decirle nada más. Se sintió bien al hacerlo él, para variar. Lilith volvió a llamar, pero no se lo cogió. Llamó otra vez, y rechazó la llamada. Siguió llamando más veces, y Alejandro seguía colgando, hasta que que al fin, harto de tanta insistencia, dijo en voz alta "¡Lilith! ¡Sé que me oyes por el puto micrófono! ¡Te he dicho que no, no voy a volver a hablar contigo hasta que dejes de hacer el gilipollas y olvides este tema para siempre! Y si crees que me voy a echar atrás, ¡ésta es mi respuesta!". Y dicho eso, levantó un poco la pierna y lanzó una sonora ventosidad.


This page:





Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top